Certificación energética de edificios y cumplimiento del CTE

HOME \ Soluciones energétcas \ Consultoría energética \

CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA DE EDIFICIOS Y CUMPLIMIENTO DEL CTE


Auditoría energética en edificios \         Auditoría energética en la industria \          Auditoría energética en inst. servicios públicos \

Certificación energética de edificios y cumplimiento del CTE \


 

La Certificación de eficiencia energética de los edificios es una exigencia derivada de la Directiva 2002/91/CE y en vigor a través del Real Decreto 47/2007, de 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción. Para los edificios existentes está previsto la elaboración de un nuevo R.D. para aprobación en el primer cuatrimestre del 2009.
Mediante este sistema a cada edificio se le asigna una clasificación y etiqueta energética de acuerdo con una escala de siete letras y siete colores, que van desde el edificio más eficiente (clase A) al edificio menos eficiente (clase G), el objetivo de esta nomenclatura es similar a la utilizada hasta ahora para productos de consumo doméstico, mediante esta clasificación los usuarios, propietarios e inquilinos, podrán conocer la clase de eficiencia energética del edificio previo a su compra o alquiler.

Para la obtención de la escala de calificación, en nuestro país se ha realizado un estudio específico en el que se detalla el procedimiento utilizado para obtener los límites de dicha escala en función del tipo de edificio considerado y de la climatología de la localidad.  Este procedimiento ha tomado en consideración las escalas que en la actualidad se sopesan en otros países y, en particular, la propuesta que figura en el documento del CEN prEN 15217 “Energy performance of buildings: Methods for expressing energy performance and for energy certification of buildings”.
La determinación del nivel de eficiencia energética correspondiente a un edificio puede realizarse empleando dos opciones:

-         La opción general, de carácter prestacional, a través de un programa informático; y

-         la opción simplificada, de carácter prescriptivo, que desarrolla la metodología de cálculo de la calificación de eficiencia energética de una manera indirecta.

La opción general se basa en la utilización de programas informáticos que cumplen los requisitos exigidos en la metodología de cálculo dada en el RD 47/2007. Se ha desarrollado un programa informático de referencia denominado CALENER, promovido por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La opción simplificada consiste en la obtención de una clase de eficiencia a partir del cumplimiento por parte de los edificios afectados de unas prescripciones relativas tanto a la envolvente del edificio como a los sistemas térmicos de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria e iluminación.